La farmacéutica china Sinopharm inició la fase III de ensayos para vacuna contra el covid-19
Foto: AFP

Por Isabel Saco

La industria farmacéutica prometió este jueves no tomar atajos en la búsqueda de terapias y vacunas contra el covid-19 y que no solicitará autorización para ningún producto cuya seguridad y efectividad no pueda garantizar.

“No hay manera de que bajemos las exigencias en nuestros ensayos”. Así lo aseguró el consejero delegado de la farmacéutica suiza Roche, Severin Schwan, en vídeoconferencia en la que participaron otros ejecutivos de varias de las compañías más poderosas del sector.

“Nosotros no someteremos ninguna candidata a vacuna si no tenemos una estimación razonable de que es eficaz y segura”, dijo por su parte el presidente de la firma MSD, Kenneth Frazier.

Un enfoque similar expresó a la prensa el más alto responsable ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, quien sostuvo que es entendible la corriente de escepticismo que ha surgido entre la gente contra una eventual vacuna contra el covid-19.

“Hay escepticismo porque ahora estamos viendo mucha politización de la ciencia”, sostuvo.

Agregó: “Yo les aseguro que si hubiesen presiones políticas esto es irrelevante, porque nosotros no pediremos autorización para una vacuna hasta que sepamos que es efectiva y segura”.

En la vídeoconferencia, los responsables de las farmacéuticas concordaron en que lo más probable es que el tratamiento más efectivo para los casos severos de covid-19 consista en una combinación de fármacos.

Medicamentos

El director general de la Federación Internacional de Farmacéuticas, Thomas Cueni, explicó que las investigaciones realizadas hasta ahora indican que es poco probable que a corto plazo se pueda encontrar un único medicamento capaz de tratar los distintos casos de coronavirus.

Los investigadores estarían observando que lo más factible sería usar una combinación de productos, dependiendo de la naturaleza del caso por tratar.

Después de ocho meses investigando a toda velocidad las opciones para tratar a los pacientes graves de coronavirus, la industria está centrando sus esfuerzos en los antivirales, los antiinflamatorios y los tratamientos con anticuerpos.

El antiviral Remdesivir -producido por la biotecnológica Gilead- es uno de los pocos tratamientos que ha mostrado eficacia. Aunque no reduce la mortalidad por covid, sí acorta el tiempo de hospitalización de enfermos severos al reducir la capacidad del virus de multiplicarse.

El consejero delegado de Gilead, Daniel O’Day, explicó que se está probando en ensayos clínicos si la efectividad del Remdesivir mejora en combinación con otros medicamentos, así como una versión que se inhala (actualmente se administra mediante perfusión intravenosa).

Estados Unidos compró en junio casi todas las reservas de Remdesivir de la compañía hasta septiembre, lo que aumentó el temor de que los primeros tratamientos y vacunas contra el coronavirus quedarían reservados para los países ricos.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo