La multinacional estadounidense Amazon
Foto| Amazon

La multinacional estadounidense Amazon anunció este miércoles nuevos aparatos inteligentes que operan con su asistente virtual de voz Alexa, entre los que destacan unos audífonos inalámbricos, una montura de gafas e incluso unos anillos.

En un evento dedicado al hardware en su sede central de Seattle, la compañía también reveló modelos actualizados de su gama de altavoces Echo.

Echo Buds

Uno de los productos que más llamó la atención de los presentados este miércoles fueron los auriculares inalámbricos, bautizados como Echo Buds. Estos competirán con los AirPods de Apple, que en los últimos años son los dominantes del segmento.

Los Echo Buds son de color negro, tienen un precio de 129 dólares, tecnología de cancelación de ruido de Bose y la batería que dura cinco horas. Además llevan Alexa integrada de manera que baste con pedirles cosas como: «Alexa, reproduce mi lista de música favorita».

Un elemento que despertó curiosidad por lo inesperado de su anuncio fue una montura para gafas.

Estas recuerdan a las fallidas gafas inteligentes de Google, las Google Glass, que pese a su fama jamás llegaron a hacerse un nicho entre los usuarios.

Aun con las casi inevitables comparaciones, las gafas de Amazon no incluyen un aspecto fundamental de las desarrolladas por Google: la proyección contra el lente. De esta forma, el componente «inteligente» del modelo de Amazon se limita al asistente de voz. Y por tanto, a poder interactuar verbalmente con ellas.

Echo Loop

Pero si hubo un producto que realmente hizo levantar cejas en la presentación fue Echo Loop, un anillo negro con dos micrófonos y de apariencia similar a los relojes inteligentes. Entre otras cosas, permite interactuar con el teléfono móvil o con altavoces inteligentes.

El anillo tiene un precio de 129,99 dólares, mientras que la montura para gafas, que pesa 31 gramos, cuesta 179,99 dólares.

Las novedades en cuanto a altavoces fueron más tradicionales y consistieron fundamentalmente en «puestas al día» de modelos antiguos. Así como de Echo Studio, la versión más grande y de mayor calidad de toda la línea y que»permite el sonido 3D», dijo Amazon.

La voz de Samuel L. Jackson

En paralelo a los anuncios de hardware, la compañía reveló que Alexa dispondrá en las próximas semanas de la opción de que su voz suene como la del actor Samuel L. Jackson, así como de las de otros famosos en el futuro.

Amazon indicó que la voz grave de Jackson estará disponible en inglés antes de que termine el año. Tendrá un coste adicional de 99 centavos.

La firma indicó que replicar la voz de Jackson y el resto de famosos es posible gracias a la nueva tecnología, también presentada este miércoles, «Texto a Discurso Neuronal», que imita mejor la voz humana otorgándole «mayor emoción y expresividad».

Este año, Amazon celebró su «día grande» de Alexa en un momento en que los asistentes virtuales se han visto salpicados por la polémica. Todo esto después de que a principios de julio la prensa belga publicara que personas contratadas por Google estaban escuchando algunas de las interacciones que los usuarios mantienen con Google Assistant.

A raíz de aquel caso, Amazon, Apple, Facebook y Microsoft reconocieron que también vienen haciendo prácticas similares. Algo conocido dentro del sector, pero que no ha sido comunicado de forma precisa o transparente al público.

Las empresas lo justifican alegando que las máquinas son todavía imperfectas y por tanto necesitan que seres humanos comprueben que están funcionando correctamente.