Foto Getty Images

El viernes en la noche se apreciará la Microluna Llena de la Cosecha, un fenómeno que ocurre cuando la luna se encuentra en el punto más alejado de la órbita en torno a la Tierra, a 405.000 kilómetros de distancia. Como resultado, parecerá 14% más pequeña que la luna llena común.

Varios astrónomos explicaron que este cuerpo celeste no cambia de tamaño según se ve en el cielo, sino que es solo una ilusión visual al acercarse y alejarse de la Tierra en el recorrido de su órbita.

La microluna llena, además, tiene la cualidad de ocurrir cerca del equinoccio de septiembre, punto que marca el fin del invierno y el inicio de la primavera.

El mito de la luna de cosecha se originó a partir de las antiguas tradiciones de los nativos americanos que creían que la llegada de este fenómeno traía una prolífica temporada de recolección para los agricultores, de acuerdo con Newsweek.

«Muchos cultivos maduran a la vez a finales del verano y principios del otoño, por lo que los agricultores se encontraron extremadamente ocupados en esta época del año. Ellos tenían trabajo después de la puesta del sol. La luz de la luna se convirtió en una parte esencial de la agricultura y, por tanto, nació Harvest Moon”, explicó la NASA.

En este momento del año, la salida de la luna comienza a retrasarse 50 minutos. En los días previos al equinoccio la diferencia se reduce a 30 minutos. La razón de esta situación es porque el camino orbital de la luna forma un ángulo estrecho con el horizonte nocturno, explicó la NASA. Esto implica que hay más luz disponible durante estos días.