La iglesia católica lanzó una aplicación que brinda un canal para que los usuarios puedan confesar sus pecados a través de su celular.

El programa fue llamado Confession, aplicación con la que la comunidad cristiana entró de lleno en el mundo de las conocidas “apps”, reseñó El Nuevo Día.

Confession tiene un costo aproximado de $1.99, y con ella se busca motivar a los creyentes para que se acerquen al sacramento.

En esta aplicación los usuarios podrán elegir el pecado que han cometido para que se les otorgue una penitencia. Confession personaliza el perfil de cada miembro para que se pueda realizar un examen profundo como la edad, género, vocación o estado civil.

El programa está disponible únicamente para los sistemas iOS.

Lea más en El Nuevo Día.