Cada año, Apple sorprende a sus fans con nuevas características en sus iPhones, como el FaceID o su cámara de profundidad 3D.

No obstante, al parecer los próximos dispositivos de la compañía incluirán un modo bajo el agua, lo que permitiría que la pantalla funcione sin ningún problema cuando el iPhone se moje con agua de lluvia o esté completamente sumergido.

Aunque el iPhone 7 puede sumergirse en el agua gracias a la certificación IP67, al igual que el iPhone XS y su IP68, en realidad estos dispositivos no funcionan bajo el agua, es decir, no pueden ser manipulados mientras están sumergidos, ya que el agua conduce la electricidad, por lo que los smartphones no pueden distinguir la diferencia entre el agua que toca la pantalla y el toque de los dedos.

Sin embargo, esto podría cambiar, ya que, según el usuario de Twitter Max Weinbach, colaborador del sitio tecnológico XDA Developers, Apple está trabajando en una nueva tecnología de pantalla que podrá detectar dónde se encuentran los dedos, incluso bajo el agua.

«Los próximos iPhones probablemente tendrán pantallas que funcionen bajo el agua», dijo en una publicación en Twitter. «Tienen una patente para eso y finalmente lo están haciendo», añadió.

Si bien casi todos los teléfonos inteligentes más recientes cuentan con diversos grados de resistencia al agua, ninguno puede trabajar bajo el agua, hecho que diferenciará los iPhones de Apple de otros equipos.

Se espera que Apple lance tres modelos de iPhone este año y posiblemente uno de ellos tenga un sistema de cámara trasera triple.