estafas
Foto El Tiempo

Un estudio realizado por Better Business Bureau, Finra y el Centro de Longevidad de Stanford arrojó los resultados sobre los canales a través de los cuales los estafadores obtienen la mayor cantidad de dinero, basado en entrevistas con 1.408 consumidores de Internet entre 2015 y 2018.

La investigación, publicada en Business Insider, muestra que aproximadamente la mitad de las personas no cayeron en estas prácticas fraudulentas, ya que pudieron detectar la mentira de inmediato. Sin embargo, 30% de los encuestados aceptó caer, pero no perdió dinero, y 23% cayó y perdió dinero ante un estafador.

Estas son las estafas más comunes en Internet:

Estafas de compra en línea

Las estafas de compra en línea se encuentran entre las más exitosas: tienen 84% de efectividad y 47% de las víctimas pierden dinero como resultado. Los encuestados aseguraron, en su gran mayoría, que han caído en este método en portales como Craigslist, eBay, Kjiji y otros sitios web que funcionan como puente entre vendedores y compradores.

La forma de operar es la siguiente: enumeran los artículos, cobran los pagos de los compradores y nunca envían los productos.

Estafas de soporte técnico falsas

Generalmente toman la forma de anuncios, correos electrónicos o ventanas emergentes que advierte a los internautas que su computadora puede estar infectada con un virus. Una vez que los usuarios se percatan del mensaje y caen en la trampa, los estafadores se hacen pasar por un profesional de servicios tecnológicos y solicitan a las víctimas que entreguen dinero a cambio de un falso soporte técnico.

Si bien el índice de estafas por Internet mediante esta modalidad no es tan alto, la tasa de éxito es de 32%.

Estafas de empleo

Mediante este método de engaño los estafadores se hacen pasar por empleadores para que las víctimas piensen que se les esta ofreciendo un trabajo. A partir de ahí mienten a las personas contactadas para que envíen dinero para gastar en algún tipo de entrenamiento o capacitación que resulta un fraude.

Esta forma de engaño es una de las más exitosas, ya que de los encuestados 81% cayó en la mentira y 25% perdió dinero.

Cheques falsos o giros postales

Este intrincado esquema se basa en que envían a las víctimas un cheque falso, hacen que el dinero sea depositado, luego solicitan que se les devuelva parte del dinero entregado mediante una transferencia debido a un supuesto sobrepago.

Según el reporte, 64% de personas han sido persuadidas mediante este método, pero solo 22% han presentado pérdidas financieras.

Sorteos, loterías y premios falsos

Mediante los juegos de azar engañan a las víctimas haciéndoles creer que han ganado un sorteo o lotería. Pero antes de poder reclamar su premio deben pagar una tarifa por adelantado para que así se haga efectiva la entrega del mismo.

De los encuestados, 59% afirma haber sido contactado por estafadores mediante este método, y 15% no pudo evitar caer en la trampa y perdió dinero.

Estafas de cobro de deudas falsas

Similar a la recaudación de impuestos falsos, este tipo de fraude depende de los ladrones, ya que estos fingen ser cobradores y acosan a las víctimas para que paguen deudas que realmente no tienen.

Según cifras, 38% de los encuestados ha sido víctima de esta artimaña y 12% perdió dinero como resultado.

Estafas de “phishing”

La suplantación de identidad o “phishing”, como se le conoce en el mundo tecnológico, consiste en fingir ser una persona de confianza, como un banquero, un proveedor de servicios o una compañía hipotecaria, para engañar a las víctimas y poder solicitarles información privada que se puede usar en su contra.

El “phishing”, a pesar de su baja tasa de efectividad, es una de las trampas más recurrentes y denunciadas en el mundo. Solo 4% reconoció haber caído alguna vez en esta mentira.

Estafas falsas de recaudación de impuestos

Según los autores del estudio, con estas estafas por Internet los delincuentes se hacen pasar por agentes de recaudación de impuestos del gobierno y usan amenazas de arresto u otras tácticas de miedo para convencer a sus objetivos de pagar. A menudo solicitan que la víctima cargue dinero en tarjetas de regalo como pago.