Sensor
Foto | Será funcional en el año 2020.

La compañía tecnológica estadounidense UltraSense Systems desarrolló un sensor que permite sustituir los botones físicos en dispositivos electrónicos, como los smartphones, a través de una interfaz tridimensional de ultrasonido.

UltraSense Touch, como se conoce al chip, tiene un tamaño de tan solo 1,4 x 2,4 x 0,49 milímetros, equivalente a la punta de un bolígrafo. En un comunicado la compañía lo definió  como el sensor 3D de ultrasonido más pequeño e integrado del mundo.

El nuevo sensor permite establecer una interfaz de botones virtuales o por gestos con diversas funciones en cualquier material, como metal, cristal, madera, cerámica o plástico, que además puede ser de cualquier grosor.

El chip, que es compatible con otros sensores, es capaz de detectar pulsaciones simples, dobles y mantener pulsado, pero también varias pulsaciones al mismo tiempo y arrastrar. Es posible seleccionar la sensibilidad según la aplicación.

Especificaciones

Entre sus especificaciones destaca también que funciona a través de polvo, lociones y aceites naturales; es capaz de identificar los materiales con los que se toca (dedos, guantes, tela) y repele el agua.

El sistema de UltraSense elimina algunas de las restricciones de diseño presentes en tecnologías actuales como la presión táctil o las superficies por ondas acústicas. También permite una integración más simple con apenas unos segundos de calibración.

La tecnología cuenta con varias aplicaciones entre las que destaca especialmente la eliminación de los botones físicos en smartphones lo que permite, por ejemplo, activar la cámara desde la parte trasera del dispositivo. También puede funcionar como botón capacitado en el lateral del móvil para gaming.

UltraSense Touch ya está listo para la producción desde este diciembre y comenzará a llegar a los primeros teléfonos móviles durante 2020. Así lo calcula el fabricante.