GETTY IMAGES

Quedarse en casa y evitar realizar reuniones sociales son algunas de las medidas que más se recomiendan para evitar la propagación del coronavirus que ha traído como secuela el aumento en el uso de varias apps.

El aislamiento social ha hecho que muchas personas estén recurriendo a las aplicaciones digitales para mantener el contacto con la familia y los amigos. Una de las más populares ha sido Houseparty. La aplicación gratuita de chats y videollamadas han alcanzado los primeros puestos de descargas en App Store y Google Play durante las últimas semanas.

House Party

La aplicación permite realizar videollamadas con contactos de Facebook o de la agenda del teléfono. Los usuarios, además, pueden crear «habitaciones virtuales», llamadas rooms. Estas salas tienen un máximo de ocho participantes y si bien son privadas, cualquiera que se encuentre en ellas puede invitar a otras personas. Así que es posible encontrarse en una videollamada con personas que no están en la lista de contactos propia.

Una de las particularidades de la aplicación es que permite saber cuándo los contactos están «cerca» o tienen la aplicación abierta, para saber quién está disponible para hablar. Su principal ventaja en comparación a otras herramientas de videollamadas es que ofrece cuatro juegos distintos para entretenerse en grupo. Entre ellos, Pictionary, Trivias y «Heads Up!», sin embargo, estos solo están disponibles en inglés por el momento.

Zoom

Otra de las apps más usada durante la crisis del coronavirus ha sido Zoom. La ventaja de esta herramienta es su versatilidad, ya que no solo es útil para reunirse a distancia con amigos y familiares, sino también para realizar reuniones de trabajo. A diferencia de Houseparty, Zoom permite en su versión gratuita videollamadas hasta de 100 participantes.

Eso sí, con un límite de 40 minutos por sesión, que puede extenderse a ilimitado si se opta por la versión de pago. La aplicación tiene diversas funciones como el modo «compartir pantalla» o una pizarra virtual en la que escribir y dibujar.

Además, permite chatear, grabar las llamadas y ofrece la posibilidad de que los usuarios cambien el fondo de la habitación en la que están por distintas imágenes. Otra de sus ventajas es que no requiere que las personas descarguen un software para utilizarla.

Skype

Finalmente, Skype es una de las herramientas de videollamadas más conocidas en el mundo y también ha sido muy utilizada para realizar reuniones a distancia durante el aislamiento. La aplicación lanzada en 2003 está disponible para Windows, macOS, Linux, iOS y Android. También cuenta con una versión web para no tener que descargar el software.

En su versión gratuita pueden conversar simultáneamente 10 personas en una videollamada. En el caso de que la conversación sea solo a través de audio, este límite aumenta a 25 usuarios.