Cuando los expertos en seguridad informática mencionan los requisitos para crear una contraseña fuerte, pareciera que es imposible tener una palabra clave confiable y que sea recordable. Es cierto, por ejemplo, que la contraseña X#[email protected] es robusta, nadie lo duda, pero no es recordable. La contraseña más usada en el mundo es 123456, pero también es la más insegura. Entre esos dos extremos hay recursos para hacerse de una contraseña bastante robusta, y que sea a la vez sencilla de recordar. Pero repasemos los requisitos recomendados (algunas veces obligatorios) por los servicios de Internet, email,  o redes sociales:

Mayúsculas y minúsculas: ya son pocos los servicios que no solicitan la presencia obligadas de mayúsculas y minúsculas. Hay incluso algunos que no aceptan repetición de un caracter más de tres veces.

Números: prácticamente todos los servicios de Internet piden que se incluya al menos un número en la palabra clave.

Longitud: 8 caracteres o más. Mientras más caracteres más confiabilidad.

Caracteres especiales: ni son letras, ni son números y dependiendo del servicio no todos los símbolos están permitidos. Pero puede usar @, #, $, &, /, (, =, ?  y otros de ese tipo.

Trucos recomendados

Lo más recomendable es partir de alguna palabra o frase familiar que contenga mayúsculas y minúsculas, por ejemplo SoyCaraquista, FuerzaEnLaUnion, SerGordoEsCool o alguna frase que lo defina, que refleje su esencia. Una vez que se tiene esa frase, que necesariamente es de fácil recordación, hay que transformarla para que contenga números y caracteres especiales. Para ello no es necesario alargar la palabra o frase clave sino que se puede cambiar, por ejemplo, las letras “o” por un cero, la “z” por un 2, las “E” por un 3, las “a” por @, las “S” por un 5 o por un $, y así sucesivamente. Sólo hay que cambiar tres o cuatro de las letras para que la frase clave siga siendo recordable. Por ejemplo: En vez de SoyCaraquista, se usa [email protected], FuerzaEnLaUnion se convierte en Fuer2a3nLaUni&n

Midiendo fortalezas

Hay sitios que miden la fortaleza de una palabra clave o contraseña, entre ellos figura Cuán Seguro es mi Password.

Por ejemplo, si acudimos allí y chequeamos la fortaleza de “123456″, constatamos que su robustez es nula, pues resultaría detectada en O segundos, es decir de manera instantánea.

Ahora bien, si probamos la palabra clave SoyCaraquista el sitio web mencionado, éste nos informa que a un computador le tomaría 16.000 años adivinar ese password. Para los magallaneros, como se trata de una frase es más larga, hay más ventajas.

Si aplicamos al mismo password SoyCaraquista una transformación para incluir números y símbolos, por ejemplo cambiar “o” por el número cero “0″, “i” por “1″ y la última “a” por “@”, la fortaleza del password aumenta considerablemente

Sigue siendo una palabra clave recordable, con la ventaja de que la transformación la torna inexpugnable: teóricamente un computador tomaría tres millones de años para detectarlo.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo