cáncer de mama
La esperanza de vida puede llegar hasta 20% | Foto: Media Care Agency

Aproximadamente 15% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama metastásico tienen una sobrevida de más de 10 años gracias a los tratamientos que existen actualmente.

“Existe un gran porcentaje de pacientes que pueden estar bien por mucho tiempo. No estamos hablando de meses, sino de varios años”, detalló la doctora Cynthia Villarreal, investigadora del Instituto Nacional Cancerología, Incan, de México.

Señaló que esta proporción incluso puede llegar hasta 20%.

Las estadísticas

Indicó que el cáncer de mama es el más frecuente en el mundo. Cada año se diagnostican 1,6 millones de nuevos casos.

En México se presentan 20.000 casos anualmente. 50% de ellos se detectan en etapas avanzadas, mientras que del total de pacientes con esta patología entre 10% y 15% tienen casos metastásicos.

Subrayó que hasta ahora el cáncer de mama metastásico no es curable, pero eso no significa que sea sinónimo de muerte debido a los diversos tratamientos que existen para controlar esta enfermedad.

Villarreal indicó que es importante la comunicación entre el médico y la paciente, quien debe saber que sí va a poder acceder a tratamientos que buscan dejar inactivo el tumor y que, como consecuencia, los síntomas van a mejorar.

La especialista explicó que para el cáncer que ya hizo metástasis en otros órganos existen medicamentos que no tienen efectos secundarios tan agresivos como las quimioterapias.

Incluso, las pacientes que se someten a ese tipo de terapias llevan una vida completamente normal y con una gran calidad de vida debido a que son menos invasivos.

La especialista precisó que cuando un cáncer hace metástasis el tumor viaja a otros sitios; en el caso del de mama, este generalmente se activa en huesos, hígado, pulmón y cerebro.

Los síntomas que tendrá la paciente van a depender del lugar donde esté alojado. “Por ejemplo, cuando se va a hueso hay dolor, y si está en los pulmones habrá dificultad para respirar o tos”, especificó.

Enfatizó en que el cáncer de mama no se puede prevenir pero sí detectar a tiempo; para ello recomendó realizar autoexploraciones cada mes y estudios de mastografía a partir de los 40 años.