La princesa Haya escapó a Reino Unido hace un año junto a sus dos hijos. REUTERS

Secuestro, regreso forzado, tortura y campaña de intimidación.

Este jueves un alto tribunal de Reino Unido condenó por esos cargos al multimillonario emir de Dubái Mohamed AlMaktoum tras las acusaciones de su ex esposa, la princesa Haya Bint Al Hussain.

La corte falló a favor de la princesa Haya, que huyó de Dubái el año pasado junto a sus dos hijos porque temía por su vida.

El jeque había intentado sin éxito que la sentencia no fuera pública.

Sheikha Latifa les dijo a sus amigos que quería escapar de las restricciones impuestas por su familia. SHEIKHA LATIFA

Tras escuchar testimonios de testigos, el tribunal consideró al jeque responsable del secuestro y el regreso forzado de dos de sus hijas de otro matrimonio.

Sheikha Shamsa huyó de la finca de su familia en Reino Unido en 2000, pero fue capturada por agentes del jeque, supuestamente con un sedante, y forzada a retornar a Dubái, donde sigue en cautividad. La policía británica pidió visitar Dubái para investigar, pero le negaron el permiso.

  • Sheikha Latifa trató de escapar de la familia de su padre en dos ocasiones, en 2002 y en 2018. Tras el primer intento fue encarcelada por su padre en Dubái por tres años. En el segundo fue capturada en el mar, en la costa de India, y forzada a retornar al emirato, donde continúa en arresto domiciliario. El tribunal consideró creíbles las acusaciones de abuso físico y tortura que publicó la joven en un video.
  • El juez considera que el jeque «continúa manteniendo un régimen en el que las dos jóvenes siguen privadas de libertad».

Las sospechas de la princesa

La princesa Haya de Jordania, de 45 años e hija del fallecido rey Hussein, se casó con el jeque de Dubái, de 70 años, en 2004, convirtiéndose en la sexta y la más joven de sus mujeres. Tienen dos hijos, de 7 y 11 años.

Al principio creyó las explicaciones de lo que les había ocurrido a las dos princesas: habían sido «rescatadas» y ahora estaban a salvo con su familia.

La princesa habría huido tras conocer detalles perturbadores sobre el retorno de Sheikha Latifa, una de las hijas del jeque. GETTY IMAGES

Pero a comienzos de 2019, la princesa Haya empezó a sospechar e hizo públicas sus preocupaciones a la vez que iniciaba una relación ex tramarital con su guardaespaldas británico.

Así comenzó una campaña de intimidación contra ella por parte de los agentes del emir.

En el tribunal se relató que en dos ocasiones una pistola apareció sobre la almohada de la princesa y en una oportunidad un helicóptero aterrizó en el jardín de su mansión con la amenaza de secuestrarla y llevarla a una prisión remota.

El juez considera que desde final de 2018 el jeque actuó para «intimidar y amenazar» a la madre de sus hijos y que animó a otros a hacer lo mismo.

«Tú y tus hijos nunca estarán a salvo en Inglaterra»

En abril de 2019, la princesa Haya se escapó a Reino Unido con sus dos hijos pequeños.

En el tribunal se escuchó el testimonio de la princesa sobre las amenazas del jeque y sobre cómo temía por su seguridad y por que sus hijos fueran secuestrados y forzados a regresar a Dubái.

En mayo de 2019 afirmó que él le dijo: «Tú y tus hijos nunca estarán a salvo en Inglaterra». Y publicó un poema titulado: «Viviste, moriste».

La reina Isabel II y el jeque Maktoum en una imagen de archivo. AFP

En el tribunal un testimonio relató que el jeque había usado sus contactos en los medios para generar una serie de artículos negativos contra ella.

Mientras la princesa Haya tiene un perfil público bajo, el jeque es una figura global en el mundo de las carreras de caballos.

Ha sido fotografiado frecuentemente junto a la reina Isabel II de Inglaterra.

También es una figura de renombre al considerársele responsable de transformar el emirato de Dubái en un destino de turismo, ocio y negocios.