WILDLIFE PHOTOGRAPHER OF THE YEAR

Una imagen de un joven oso polar durmiendo sobre un iceberg, tomada por la fotógrafa amateur británica Nima Sarikhani, ha sido votada como la ganadora del premio selección del público en el certamen Fotógrafo de Vida Silvestre del Año.

«La impresionante y conmovedora imagen de Sarikhani nos permite ver la belleza y la fragilidad de nuestro planeta», afirmó el Dr. Douglas Gurr, director del Museo de Historia Natural.

«Su imagen invita a la reflexión y es un claro recordatorio del vínculo integral entre un animal y su hábitat y sirve como una representación visual de los impactos perjudiciales del calentamiento climático y la pérdida de hábitat».

Sarikhani tomó la imagen después de estar tres días buscando osos polares a través de una espesa niebla frente al archipiélago noruego de Svalbard.

Se invitó a los aficionados a la fotografía de vida silvestre y a la naturaleza de todo el mundo a votar entre una selección de 25 imágenes.

Otros cuatro finalistas destacados recibieron el premio «Altamente recomendado».

La tortuga feliz de Tzahi Finkelstein

WILDLIFE PHOTOGRAPHER OF THE YEAR

Finkelstein estaba en su escondite fotografiando aves costeras cuando vio una tortuga de estanque de los Balcanes caminando en aguas poco profundas.

La libélula se posó inesperadamente en la nariz de la tortuga.

Murmullo de estornino de Daniel Dencescu

WILDLIFE PHOTOGRAPHER OF THE YEAR

Dencescu pasó horas siguiendo a los estorninos por la ciudad y los suburbios de Roma, Italia.

Finalmente, en un día despejado de invierno, la bandada tomó la forma de un pájaro gigante.

Crianza compartida por Mark Boyd

WILDLIFE PHOTOGRAPHER OF THE YEAR

Dos leonas cuidan a un cachorro en Maasai Mara Mar, en Kenia.

Los grandes felinos habían salido a cazar la noche anterior, dejando a los cinco cachorros de la manada escondidos durante la noche entre densos arbustos.

Al regresar de su fallida misión, llamaron a los cachorros a la pradera abierta y comenzaron a acicalarlos.

Aurora Jellys de Audun Rikardsen

WILDLIFE PHOTOGRAPHER OF THE YEAR

Las medusas lunares pululan en las frescas aguas otoñales de un fiordo en las afueras de Tromsø, en el norte de Noruega, iluminado por la aurora boreal.

Protegiendo su equipo en una carcasa impermeable de fabricación propia, Audun utilizó una exposición única, así como su propio sistema para ajustar el enfoque y la apertura durante la exposición.

Las cinco imágenes se mostrarán tanto en línea como en la exposición adjunta en el Museo de Historia Natural de Londres, hasta el 30 de junio de 2024.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!