La mujer sufrió hipotermia severa, comenzó a tener problemas para hablar y moverse, y posteriormente quedó inconsciente | REUTERS

El caso de Audrey Schoeman, una británica de 34 años de edad, fue descrito por los médicos como “excepcional”.

La mujer, que sufrió un paro cardíaco que duró seis horas, fue resucitada en un hospital en Barcelona. Los médicos señalaron que fue el caso más largo de este tipo jamás registrado en España.

Todo comenzó cuando Audrey y su esposo Rohan, que viven en la capital catalana, realizaban una caminata en noviembre en los Pirineos y quedaron atrapados en una tormenta de nieve.

La mujer sufrió hipotermia severa, comenzó a tener problemas para hablar y moverse, y posteriormente quedó inconsciente.

Su condición empeoró mientras esperaban a los servicios de emergencia y tal como relató después, su esposo pensó que había muerto.

“Creí que estaba muerta”

En una conferencia de prensa el jueves, Rohan Schoeman le dijo al canal catalán TV3: “Creí que estaba muerta porque estaba intentando sentir su pulso. Mis dedos también estaban entumecidos. No podía sentir su respiración ni su corazón latir”.

Cuando el equipo de rescate llegó dos horas después, la temperatura de la mujer había bajado a 18º C.

Audrey y Rohan Schoeman con los miembros del servicio de emergencias | REUTERS

A Schoeman la trasladaron posteriormente al hospital Vall d’Hebron de Barcelona y al llegar no tenía signos vitales.

Pero tal como indicó el médico que la atendió, Eduard Argudo, las bajas temperaturas de la montaña que causaron la grave enfermedad de Shchoeman, también ayudaron a salvarle la vida.

Indicó que si la mujer hubiera llegado con un paro cardíaco tan prolongado a una temperatura normal, habrían certificado su muerte.

“El hecho de estar con una temperatura tan baja en el cuerpo disminuye las necesidades de oxígeno y de nutrientes en las células, y eso permitió que su cuerpo aguantara más horas mientras se practicaban los procedimientos de resucitación”, explicó el médico.

Parecía muerta“, indicó el médico en un comunicado. “Pero sabíamos que en el contexto de hipotermia, Audrey tenía posibilidades de sobrevivir”.

La hipotermia había protegido los órganos y el cerebro de la mujer del deterioro que causa la inconsciencia, a pesar de que también esta condición la había llevado al borde de la muerte.

Cuando la llevaron al quirófano los médicos la conectaron a una máquina llamada ECMO, (oxigenación con membrana extracorpórea), un sistema que hace las funciones del corazón y los pulmones.

La máquina “extrae la sangre de la paciente, la oxigena, la calienta y la devuelve al organismo. La sangre sale oscura y vuelve roja, gracias al oxígeno”, explica el especialista.

“Fuimos aumentando la temperatura poco a poco. Cuando llegamos a los 30º C le dimos una descarga eléctrica y su corazón volvió a bombear”, agrega Argudo.

12 días en el hospital

Schoeman fue dada de alta después de 12 días en el hospital, recuperada y con solo ciertos problemas de sensibilidad y movilidad en las manos debido a la hipotermia.

“Nos preocupaba mucho algún daño neurológico, indicó Argudo, porque prácticamente no hay casos de personas que hayan tenido un paro cardíaco tan prolongado y hayan sido revividas”.

En declaraciones después de su recuperación, Audrey Schoeman dijo que no recuerda nada de lo que ocurrió durante esas horas.

“No supe lo que estaba pasando el primer o segundo día después de que desperté en cuidados intensivos, dijo, pero he estado leyendo sobre hipotermia y es realmente increíble haber sobrevivido a ella”.

También dio las gracias al equipo que le salvó la vida. “Parece un milagro, pero todo fue gracias a los médicos”, declaró.

Agregó que espera pronto poder regresar a las montañas. “No quiero que esto me haga abandonar ese pasatiempo”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo