El diputado William Dávila aseguró que la visita de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, reafirma la crisis en Venezuela sobre las violaciones de derechos humanos. 

Celebró la reunión que la alta comisionada sostuvo el 20 de junio pasado con los familiares de los presos políticos para constatar, con testimonios concretos, las torturas en los centros de reclusión. 

“El régimen de Nicolás Maduro no puede ocultar la realidad de lo que sucede en Venezuela”, dijo Dávila. Señaló que la estadía de dos representantes de Bachelet en Venezuela son esfuerzos para que no se oculte la persecución política en el país.

Aseguró que hay una “conmoción mundial debido a la crisis de Venezuela” y enfatizó en que la crisis económica del país no se debe a las sanciones, por el contrario, aseguró, esta comenzó en 2013, cinco años antes de las restricciones impuestas al régimen. 

Adviritió que hay que poner en marcha la agenda que llevan como consigna: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. 

Subrayó que en la próxima sesión de la OEA habrá representación de Venezuela por parte de Juan Guaidó, para seguir visibilizando la crisis del país.