Dignora Hernández, diputada a la Asamblea Nacional, rechazó este lunes el anuncio que hizo Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, de retomar el diálogo con representantes de Nicólas Maduro en Barbados.

“Un diálogo no resolverá la situación que se vive en el país. No es un mecanismo malo, pero en un país donde figuran mafias, no puede servir un diálogo. La Venezuela decente no quiere ser negociada”, afirmó Hernández.

La parlamentaria apoyó la decisión que tomó el presidente interino de llevar a la plenaria la discusión de incorporar a Venezuela en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

Aseguró que este paso es «un triunfo de la Venezuela que sufre constantes violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro”.

Hernández señaló que en esta decisión se puede considerar el TIAR como un “mecanismo para que se active una coalición militar internacional de paz que pudiera restituir los derechos humanos de todos los venezolanos”. Sin embargo, la también subjefa de la Fracción 16 de Julio, insistió en que en Venezuela no puede haber un diálogo cuando aún está en la morgue el cadáver del capitán de fragata, Rafael Acosta Arévalo, quien fue torturado y murió el sábado 29 de junio en la madrugada.

“El destino de Venezuela no puede ser definido en una mesa sentados con mafias. Les recuerdo que el cadáver del capitán Acosta Arévalo, asesinado por esta tiranía, aún no ha sido entregado a sus familiares y ya están sentándose con sus verdugos. Esto es un irrespeto”.

Con información de nota de prensa.