La hipertimesia

Según estudios, las personas adultas no tendrían por qué recordar aspectos de su vida sino desde sus cuatro años. Sin embargo, menos de 100 personas en el mundo tienen una extraña condición que les permite recordar toda su vida con absoluta precisión, tal como retroceder una película. A esto se le llama, hipertimesia.

Hipertimesia: una memoria autobiográfica muy superior

La hipertimesia o “memoria autobiográfica muy superior” es un trastorno neurológico que le permite a quien lo posee acordarse de todas las cosas que vivió desde, incluso, días después de su nacimiento. Este es el caso de Rebecca Sharrock, una mujer australiana de 31 años que recuerda la primera foto que le tomaron, 12 días después de su nacimiento.

”Mis padres me llevaron al asiento del conductor del auto y me colocaron sobre él para una foto. Cuando era una niña recién nacida, tenía curiosidad por saber cuál era la cubierta del asiento y el volante sobre mí. Aunque a esa edad aún no había desarrollado la capacidad de querer levantarme y explorar lo que podían ser objetos tan curiosos”, recordó Sharrock en su blog.

Pocas personas en el mundo

Son solo 60 las personas que hasta el momento han sido identificadas con esta condición, pero el motivo por el cual se genera aún no es del todo claro. Lo que sugieren las investigaciones realizadas es que hay un aumento en el tamaño del lóbulo temporal -el que ayuda a procesar la memoria-, como también en el núcleo caudado -el que ayuda a aprender-.

Y aunque algunos deseen recordar cada parte de su vida, Sharrock, quien también tiene autismo, comenta que no todo es tranquilo para ella. El poder revivir las historias de manera tan exacta puede causar no solo dolores de cabeza, como es el caso de Sharrock, sino dificultad para dejar ir experiencias traumáticas o una desconexión repetitiva del mundo actual por encerrarse en los recuerdos.

Además, existe una gran dificultad en cuanto a procesar las emociones. Cuando vuelven a un momento, el recuerdo es tan preciso que hasta las emociones se sienten de nuevo, lo cual afecta la salud mental de quienes padecen este trastorno. ”Si recuerdo algo que me pasó cuando tenía tres años, mis emociones son las mismas que las que tenía a los tres años, aunque mi mente y mi conciencia sean las de un adulto”, contó Sharrock.

Así descubrió su trastorno

Ahora, ¿cómo se enteró Sharrock de su diagnóstico? Durante su niñez, muchos de estos recuerdos vividos se podían entender como la imaginación de un niño o incluso sus propios inventos.

Sin embargo, cuando tenía 23 años leyó un periódico donde se encontró con un artículo sobre la imposibilidad de las personas de recordar eventos personales antes de los cuatro años, a lo que ella pensó “qué absoluta tontería”, ya que tenía miles de recuerdos anteriores a esa edad.

Sharrock participó en varias investigaciones sobre la memoria, que están dirigidas a entender un poco más sobre su hipertimesia. Sin embargo, está muy interesada en descubrir qué es lo que realmente pasa con nuestros recuerdos y por qué son tan fáciles de olvidar para algunos.

Sus reflexiones en un blog sobre la hipertimesia

En su blog escribió reflexiones sobre si las enfermedades relacionadas a la memoria, como pueden ser la demencia o el Alzheimer, también podrían implicar la recuperación de los recuerdos lejanos que antes parecían olvidados. Con esto en mente, escribió la siguiente anécdota: “En una visita a un asilo de ancianos nos encontramos con una mujer que había llegado a una etapa de demencia completa, pero estaba agitando los brazos y no dejaba de decir que estaba dando de comer a las palomas con su abuela, que de hecho lo hizo en su infancia”.

Sobre esta enfermedad, y sobre la memoria en general, hay bastantes preguntas sin resolver, Sharrock misma es una clase de misterio para los médicos. Sin embargo, los temas alrededor no solo de ella sino de otras condiciones que alteran la memoria están en continua investigación.

El Grupo de Diarios América (GDA), al cual pertenece El Nacional, es una red de medios líderes fundada en 1991, que promueve los valores democráticos, la prensa independiente y la libertad de expresión en América Latina a través del periodismo de calidad para nuestras audiencias.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!