Pasaje
Transportistas | El Comercio

Hugo Ocando, presidente de Transporte Unido por Venezuela, aseguró este martes que hasta el momento no hay una notificación formal sobre el aumento del pasaje urbano a 700 bolívares y tampoco un acuerdo de todo el bloque para ajustar la tarifa en 1.000 bolívares.

“Hay una anarquía y es porque el gobierno, al no dar respuesta al problema de la tarifa, está creando una anarquía. Todo el mundo cree que puede cobrar lo que quiere. Entonces, tú ves tarifas de 400, 700, 1.000, 1.500 y hasta 2.000 bolívares”, denunció Ocando a El Nacional.

El líder gremial indicó que en días pasados mantuvo, junto con sus compañeros, una reunión en el Ministerio del Transporte donde se plantearon tres propuestas, incluido un bono para las personas mayores, estudiantes y obreros.

Además, se solicitó elevar una petición para un ajuste salarial que permita a los usuarios cancelar el pasaje.

“En la reunión propusimos los 10 centavos de dólar para la tarifa urbana; los bolivarianos están proponiendo 800 bolívares, y el comando intergremial plantea que sea de 1.500 bolívares”, detalló.

Rutas suburbanas e interurbanas

Ocando mencionó que las líneas que cubren las rutas suburbanas (Caracas-Guatire/Caracas-La Guaira/Caracas-Los Teques) han presentado una propuesta de cobrar 60 bolívares por cada kilómetro recorrido.

Mientras que las interurbanas piden 70 bolívares por kilómetro por pasajero más los incentivos de 20 bolívares por nocturno, feriados y domingos.

El representante del gremio también hizo énfasis en la poca disponibilidad que tienen para la reposición de repuestos para sus unidades.

“Muchos compañeros abandonaron las organizaciones y se fueron a piratear, se fueron de Caracas, a otros estados y así sucesivamente. Incluso, muchos se fueron a trabajar en Pdvsa, a las empresas del hierro, allá en Ciudad Bolívar, y otros al transporte privado”, finalizó.