Este lunes a las 2:05 pm se registró un temblor cuyo epicentro se ubicó a 21 kilómetros de Araya, estado Sucre
Foto: Funvisis

Este lunes hubo un sismo de magnitud 5,3 en el suroeste de Araya, estado Sucre, pero sin reportar hasta el momento daños o pérdidas humanas.

Ante la situación, la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismólogicas aseguró que el país es territorio sísmico, pero ¿es Venezuela un país con amenaza sísmica?

La Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas indicó en 2018 que cerca del 80% de la población venezolana vive en zonas de alta amenaza sísmica.

«Son zonas variables que aumentan el nivel de riesgo. Lo hacen cada vez mayor a medida que se eleva el índice demográfico y las inversiones en infraestructura», dijo Funvisis a CNN.

Las fallas de Boconó, San Sebastián, El Pilar y Oca-Ancón integran la zona de mayor actividad en la interacción de las placas en el país y la convierten en rasgos neotectónicos notorios.

En la actualidad no existe un consenso preciso para definir el límite exacto entre las placas del Caribe y Suramérica.

 

Fallas de Venezuela
Foto: Funvisis
La falla de Boconó

De las cuatro fallas geológicas de Venezuela, la falla de Boconó es la más imponente y la que mayor riesgo representa para el país debido a su longitud.

La falla de Boconó es una falla tectónica que se extiende aproximadamente 500 km en la parte central de los Andes, entre la depresión del Táchira y el mar Caribe.

Esta falla se ramifica al este de Morón y a lo largo de la costa del mar Caribe con las de Morón y El Pilar.

Es la mejor conocida de todas las fallas del país porque fue una de las primeras en ser halladas y por poseer una fuerte expresión topográfica, expuesta a todo lo largo de su extensión.

Se dice que esta falla proviene del Pleistoceno superior, antes era una gran llanura formada por sedimentos de algunos ríos Chama, Mucujún y Albarregas, en cuyo lugar se formó una meseta sobre la cual se halla la ciudad de Mérida.

Los Andes de 1894

El 28 de abril sucedió el llamado Gran Sismo de los Andes; también se conoció como el Terremoto de Mérida, uno de los terremotos más grandes de los que se tengan registro en la historia sísmica de los Andes.

Fue la sacudida más violenta registrada por la falla de Boconó. Se cree que la fractura que actualmente presenta la falla se originó durante ese terremoto.

Se calcula que el epicentro se localizó en el poblado de Chiguará, en el sur del estado Mérida, donde el sismo fue más intenso y sus réplicas se sintieron en varias zonas de los estados Barinas, Zulia y Lara y algunas ciudades de Colombia.

Por su parte, el terremoto de Cariaco constituyó el evento sísmico más importante ocurrido en Venezuela, después del de Caracas de 1967, y es el primero con características destructoras después de la creación de Funvisis en 1972.

Terremotos importantes 

En el año 2009 se reportaron 14 sismos de más de 4 grados, y más de 1.300 de menor intensidad también fueron registrados.

Así mismo, en 2014 hubo diferentes temblores. Se calcula que al menos 71 sismos ocurrieron en el país.

El más importante de ese año fue el del 19 de febrero a las 6:40 a. m. Un fuerte sismo de magnitud 5,5 grados en la escala de Richter, a 11 km de Sanare y con una profundidad de 3.8 km. Se sintió en todo el occidente de Venezuela. También en Caracas y Mérida.

Foto: Funvisis

Otro sismo notorio fue el del 21 de agosto de 2018, de magnitud 7,3 MW y se registró a las 5:31 p. m., con epicentro en Yaguaraparo, estado Sucre.

El movimiento telúrico fue percibido en casi todo el territorio venezolano y en algunas regiones de Colombia, al igual que en Guyana y Surinam.

También se sintió en las Antillas Menores, en las islas caribeñas de Barbados, Granada, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, y Trinidad y Tobago.

Prevención

Datos de Funvisis señalan que en algunas zonas del estado Mérida, incluso la capital, ocurren hasta 70 microsismos diariamente, lo que hace a la falla de Boconó la más activa de Venezuela.

Los expertos explicaron que estos sismos son normales y que se deben al movimiento de la placa suramericana con respecto a la caribeña, ambas causantes de estos movimientos.

El organismo explicó en sus informes que estos movimientos naturales no son un preaviso de un sismo mayor, pero tampoco descartan que ocurra alguna vez.

La planificación es la mejor herramienta para hacerles frente a los terremotos. La prevención es la clave.